Email Facebook Twitter LinkedIn
×ECR Party
The Conservative
ECR Party
TheConservative.onlineTwitterFacebookInstagramYouTubeEmailECR Party’s multilingual hub for Centre-Right ideas and commentary
SpanishSpanishEnglishBulgarianCroatianCzechItalianPolishRomanianSwedish
The Conservative
Noticias y Comentarios   |    TV   |    Print   |    Columnistas

Cálculo engañoso

La trampa de Sánchez al medir la “brecha fiscal” con Europa

Moncloa

Es preciso ajustar los datos de recaudación para tener en cuenta los niveles de empleo o economía sumergida....

Los gobernantes de aquellos países cuyo nivel de presión fiscal es inferior al promedio europeo suelen denunciar este diferencial como una amenaza a su capacidad de desarrollar políticas sociales. La “brecha fiscal” se convierte así en un mantra compartido por distintos líderes del Viejo Continente cuyo objetivo último es emplear este discurso como excusa para subir los impuestos.

En la misma línea van las apelaciones a la “armonización fiscal”, que igualmente plantea la elevación de los niveles de tributación hasta alcanzar los promedios observados en la Unión Europea. Como las subidas de impuestos no tienen buena prensa, los políticos enarbolan esta bandera para que sus propuestas resulten más digeribles.

Tomemos el caso de España. Como explica el consultor Diego Barceló en un artículo publicado por Libre Mercado, “antes de la pandemia, la recaudación tributaria media de los países de la UE equivalió al 45% del PIB. En España fue 5,8 puntos porcentuales menor (39,2%). Los socialistas de todos los partidos razonan que, si nuestro país subiera su recaudación al nivel de la media europea, el gobierno podría gastar 72.000 millones de euros más y mejorar los servicios que presta”.

Sin embargo, como recalca Barceló, “esta comparación es tramposa. En los diez años anteriores a la pandemia, la tasa de paro española fue 11,6 puntos porcentuales mayor que la media europea (20,5% y 8,9%, respectivamente). Con la misma tasa de paro que Europa, España tendría casi 2,7 millones de personas más trabajando”.

Por lo tanto, no se están comparando “manzanas con manzanas”, de modo que es preciso ajustar los datos para asegurar un ejercicio de análisis en términos homogéneos. Así, Barceló explica que, “un nivel de empleo similar al del resto de  Europa implicaría una recaudación adicional de almenos 38.000 millones de euros anuales, 25.000 millones por cotizaciones sociales, 7.000 millones por IVA, 5.000 millones por IRPF y el resto por otros tributos”. De modo que más de la mitad de la “brecha fiscal” se explica por este motivo.

De hecho, como apuntó el analista Diego Sánchez de la Cruz en un artículo publicado también por Libre Mercado, “el diferencial negativo que sufre España en materia de paro también es responsable del 80% del déficit de la Seguridad Social. Igualando los niveles de empleo vigentes en el país ibérico con las tasas de ocupación registradas en el conjunto de la Unión Europea, la caja de las pensiones ingresaría al menos 14.000 millones de euros extra a la caja común”.

En la misma línea, el economista Rafael Doménech ha explicado en una nota del servicio de estudios de BBVA que lograr un nivel de paro similar al promedio europeo produciría un vuelco presupuestario de casi 60.000 millones, puesto que reduciría el  gasto en prestaciones en 30.000 millones y elevaría los ingresos tributarios en otros 30.000 millones, convirtiendo un déficit que antes de la pandemia rondaba el 3% del PIB en un superávit presupuestario cercano al 3% del PIB.

Es importante considerar, además, que el mayor peso de la economía sumergida en España tiene mucho que ver con su menor nivel de recaudación fiscal. Sin embargo, sería un error pensar que esto debe desatar una ronda de subidas impositivas orientadas a gravar estas actividades. Más bien, la teoría  y la práctica aconsejan rebajar la carga asociada a operar “en A” como mejor medida para reducir las actividades que, a fecha de hoy, se dan “en B”.

En este sentido, la Comunidad de Madrid es un caso de estudio interesante, puesto que su economía sumergida se ha reducido al 16% del PIB, muy por debajo del promedio nacional, que alcanza el 23% del PIB. Según una estimación presentada por la Consejería de Hacienda y Función Pública, Madrid esté recaudando 1.600 millones de euros más de lo que generaría en un entorno con mayor economía sumergida. De modo que la política de impuestos bajos ha terminado alentando una reducción de la actividad informal y, por esa vía, ha contribuido a que los ingresos obtenidos por la Hacienda autonómica sean más elevados.

De modo que, si lo que desea un gobierno es recaudar más e igualarse con Europa, debe empezar normalizando sus niveles de paro y reduciendo sus cotas de economía sumergida, lo que a su vez implica todo lo contrario a lo que está haciendo España, con continuas subidas de impuestos a cargo de su gobierno conformado por socialistas y comunistas. 

Por último, y regresando al artículo de Diego Barceló que sirvió como punto de partida para este análisis, conviene recordar que un mayor nivel de recaudación no implica más bienestar ni más desarrollo. En palabras del consultor, “aumentar los impuestos no garantiza un mejor nivel de vida. Grecia recauda el 49% de su PIB, diez puntos más que España, y eso no le ha supuesto a los ciudadanos helenos una mayor prosperidad, sino todo lo contrario. Además, sería una ingenuidad pensar que se puede aumentar la recaudación de impuestos en varias decenas de miles de millones de euros sin que ello lastre el crecimiento económico y perjudique a familias y empresas”.

Relacionado

Encuesta de Población Activa

Elecciones en Madrid: una EPA contra los argumentos de la izquierda

Antonio O'Mullony 29.04.2021.

Datos de Eurostat

El salario mínimo ha subido un 18% en Europa desde 2016

Fuentes Navarro 08.02.2021.

Encuesta de Población Activa

Elecciones en Madrid: una EPA contra los argumentos de la izquierda

Antonio O'Mullony 29.04.2021.

Datos de Eurostat

El salario mínimo ha subido un 18% en Europa desde 2016

Fuentes Navarro 08.02.2021.