Email Facebook Twitter LinkedIn
×ECR Party
The Conservative
ECR Party
TheConservative.onlineTwitterFacebookInstagramYouTubeEmailECR Party’s multilingual hub for Centre-Right ideas and commentary
SpanishSpanishEnglishBulgarianCroatianCzechItalianPolishRomanianSwedish
The Conservative
Noticias y Comentarios   |    TV   |    Print   |    Columnistas

Análisis de KEFIM

Libertad económica y pertenencia a la UE: una aproximación

Shutterstock

La estabilidad monetaria es el principal logro de la UE en materia de libertad económica. ...

El think tank heleno KEFIM ha publicado un interesante estudio sobre la relación existente entre la pertenencia a la Unión Europea y el grado de libertad económica vigente en sus países miembros.

“El acceso a la Unión Europea y la pertenencia la UE requieren reformas significativas para que un país se alinee con el marco institucional y los valores generales de la Unión. Sin embargo, las recientes crisis financiera y de deuda soberana han puesto en tela de juicio el compromiso de la Unión Europea con la libertad económica. Este debate político debe estar informado por hechos, y el libro actual proporciona evidencia empírica de un vínculo entre la adhesión a la UE y el objetivo de promover la libertad económica”, explican desde la organización.

Según sus pesquisas, el proceso de adhesión a la UE “está asociado con un aumento de la libertad económica. Los beneficios de este período no se limitan a los efectos de las normas mínimas de adhesión, puesto que también se observan mejoras en las prácticas reguladoras y de gestión pública”. Es importante destacar que estas mejoras se deducen al realizar una comparación entre los últimos países que se han sumado a la UE y los vecinos que aún esperan su turno para sumarse, pero también se observa este mismo fenómeno cuando se comparan los resultados de la UE con los de los países más ricos de la OCDE que no forman parte del club de Bruselas.

El mecanismo clave por el cual la adhesión potencia la libertad económica parece ser la libertad de comercio, “principalmente debido a la eliminación de muchos tipos de barreras al comercio de mercancías dentro de la Unión Europea y a las condiciones favorables ofrecidas a los candidatos a la adhesión, generalmente como parte de un Acuerdo de Asociación”.

La adhesión a la UE tiene, pues, “una correlación significativa con una mayor libertad económica, una mejora de la calidad de la regulación, una menor manipulación de la moneda y de los tipos de interés, un salto en la eficacia del sistema legal y la protección de los derechos de propiedad… Sin embargo, el progreso en cada uno de esos ámbitos parece ser más un requisito previo para la adhesión que una consecuencia de la misma”.

La pertenencia a la UE está especialmente asociada con la mejora en los indicadores de estabilidad monetaria. Según el informe, “este efecto podría deberse en parte a los criterios de estabilidad de precios y tipos de interés asociados a la adhesión, pero también podría ser una simple consecuencia de la vinculación de la adhesión a la UE y del compromiso con la adhesión a la zona euro, vigente desde el Tratado de Maastricht de 1992”.

No es la primera vez que se plantea este tipo de análisis. TIMBRO, uno de los think tanks más influyentes de Suecia, ha realizado estudios similares y ha alcanzado las mismas conclusiones que ahora refleja el estudio de KEFIM. Parece evidente, pues, que la vinculación a Bruselas ha tendido a favorecer la libertad económica durante las últimas décadas.

Sin embargo, es importante subrayar que, conforme el modelo de integración ha girado hacia postulados más federalistas, el modelo de competencia institucional que venía fortaleciendo e incentivando la libertad económica de los países miembros ha empezado a verse reemplazado por un enfoque de armonización que amenaza tal palanca de éxito.

Es por eso que las conclusiones de los estudios de KEFIM o TIMBRO deben ser evaluadas con cautela, puesto que la deriva intervencionista de la Unión Europea puede hacer que los beneficios ligados hasta ahora al proceso de integración acaben esfumándose.

En este sentido, el fenómeno del Brexit nos viene a recordar que al evolución de las instituciones comunitarias no está escrita y que su giro centralizador puede terminar provocando una reacción adversa entre aquellos países que desean potenciar su libertad económica más allá del dirigismo que cultiva de forma cada vez más entusiasta el núcleo de poder de la Unión.

Relacionado

Libertad económica en la UE

Reformas de mercado: ¿qué países europeos lo han hecho mejor?

Fuentes Navarro 23.12.2020.

Libertad económica en la UE

Reformas de mercado: ¿qué países europeos lo han hecho mejor?

Fuentes Navarro 23.12.2020.