Email Facebook Twitter LinkedIn
×ECR Party
The Conservative
ECR Party
TheConservative.onlineTwitterFacebookInstagramYouTubeEmailECR Party’s multilingual hub for Centre-Right ideas and commentary
SpanishSpanishEnglishBulgarianCroatianCzechItalianPolishRomanianSwedish
The Conservative
Noticias y Comentarios   |    TV   |    Print   |    Columnistas

Medidas incoherentes

Restricciones de viajes en Semana Santa

Alexandros Michailidis / Shutterstock.com

Dejamos atrás una semana enmarcada por las incongruencias del Gobierno que no han hecho más que traer quebraderos de cabeza a los ciudadanos. Los españoles han podido viajar a destinos internacionales y no a sus segundas residencias...

Antes de Semana Santa, en rueda de prensa diaria de la Comisión Europea el portavoz comunitario de Justicia, Christian Wigand declaró que, "visto que el riesgo de transmisión es similar para los viajes domésticos y transfronterizos, los Estados miembros deben asegurar una coherencia entre las medidas aplicadas a los dos tipos de viajes"

Por su parte, Pedro Sánchez, aprovechó la sesión de control al Gobierno del pleno del Congreso del día 24 de marzo para asegurar que España está siendo coherente en las restricciones que aplica a la movilidad tanto interna como externa, para hacer frente a la pandemia de coronavirus. El Presidente declaraba que los viajes internacionales por ocio están permitidos y que “España mantiene abiertas las fronteras con la Unión Europea pero con medidas como la exigencia de una prueba PCR realizada 72 horas antes del viaje”; algo que chirriaba a los ciudadanos españoles.

La gran contradicción reside en la imposibilidad de desplazamiento entre el 26 de marzo y el 9 de abril entre las diferentes comunidades autónomas al verse afectadas por un cierre perimetral y la apertura de fronteras de cara al exterior. Únicamente se permiten los viajes por los motivos justificados recogidos en el decreto que establece el estado de alarma vigente, el Real Decreto 926/2020 de 25 de octubre.

Así, los turistas alemanes aterrizaban a principios de la semana en las islas españolas (Canarias y Baleares) animados por la flexibilización de las medidas restrictivas en estos territorios y, sin embargo, los nacionales tienen todavía restringida la movilidad y no podrán desplazarse entre comunidades; pero sin embargo, podrán hacerlo a otros destinos internacionales. México, Maldivas o Emiratos Árabes Unidos han sido algunos de los destinos elegidos por los españoles para disfrutar sus vacaciones de pascua ante la imposibilidad de viajar a sus segundas residencias en el país. Una situación de desaliento para el sector de la restauración ya que, ante la imposibilidad de viajar por España, los ciudadanos dejarán el dinero en otros países. 

Por su parte, en cuanto a los turistas alemanes se refiere, Angela Merkel revocó el pasado día 25 de marzo las reglas del llamado Osterruhe (reposo de Pascua) acordadas con los 16 länder (estados federados), permitiendo a sus ciudadanos desplazarse a nuestro territorio a pesar de contar con un cierre genérico en el país que se prologará hasta el próximo día 18 de abril. Se trata de un estado en el que llevan alrededor de cinco meses que asegura que no es, ni ha sido nunca, un confinamiento; se puede salir y moverse, respetando ciertas reglas.

La incidencia acumulada previa Semana Santa en Alemania de casos de Covid-19 era considerablemente superior a la media de casos en las comunidades autónomas y, sin embargo, se permite la entrada de turistas del país germano. Esta es una de las incongruencias que destacan los hoteleros españoles que agradecen la llegada del turismo internacional en estos días festivos. 

Desde la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM) constatan que “es obvio que hay cierta incoherencia”, desde donde reclaman las mismas medidas para el turista nacional “Eso por ahora no está, por lo tanto hay ahí cierta incoherencia porque si se piden unas medidas para turistas extranjeros para que puedan venir a España, tendrían que pedirse también en las propias CCAA", añaden desde la entidad.